domingo, 3 de mayo de 2009

Criatura púdica

- ... es que yo soy de la generación que tenía reservados en los boliches, criatura...

¡Claro señores! ¡Qué vuelvan los reservados! ¡¿Qué es esa inmundicia pública de tener que ver a estos jovencitos impúdicos dándose besitos con lengüita al lado mientras uno intenta llevar el paso de baile de la macarena entre conversaciones sobre los cambios climáticos que azotan a la región?! ¡Qué el comité de las buenas maneras intervenga urgentemente estos antros de perdición para esta juventud atontada!

6 comentarios:

Luli dijo...

Quizás haya que ir a "un lugar más tranquilo" para hablar sobre los cambios climáticos que azotan a la región.
Fijate.

Hermana de SDU-7 dijo...

Jojojoj, yo no voy a boliches.

Andreievna dijo...

entienda, criatura, que si su forma de levantar es hablando del cambio climático, los boliches ya no son el entorno adecuado para UD.

Salud!

(en mi caso siempre digo que cuando te encontrás alumnas ebrias en el baño del boliche y te dicen "hola, señora", es hora del retiro voluntario)

Nauta Cousteau dijo...

...dale a tu cuerpo alegría macarenas!! eeehhhh macarena RUUAAA!!

Que temazo para ir combinando con las opiniones y datos tomados del natgeo y discovery kids sobre calentamiento, derritición de los glaciares, el peligro de extinción de la Peticordia Guacha, o el Petiribí dorado de los cárpatos.
Yo creí, criatiur, que ud. abogaba por el retorno de esos templos del amor casual para uso personal, pero veo que su deseo de que las nuevas generaciones experimentes de estos establecimientos destinados al ejercicio del apriete y algún que otro esbozo de oralidad (se entiende, no? )lo pinta muy generoso además de apolillado anque agusanado en la artes del levantón.

Nauta Cousteau dijo...

...dale a tu cuerpo alegría macarenas!! eeehhhh macarena RUUAAA!!

Que temazo para ir combinando con las opiniones y datos tomados del natgeo y discovery kids sobre calentamiento, derritición de los glaciares, el peligro de extinción de la Peticordia Guacha, o el Petiribí dorado de los cárpatos.
Yo creí, criatiur, que ud. abogaba por el retorno de esos templos del amor casual para uso personal, pero veo que su deseo de que las nuevas generaciones experimentes de estos establecimientos destinados al ejercicio del apriete y algún que otro esbozo de oralidad (se entiende, no? )lo pinta muy generoso además de apolillado anque agusanado en la artes del levantón.

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

Jajaja! Le pongo cinco estrellitas y diez bellezas al comentario de Nauta Cousteau..
(sobre todo por lo del baile de la Macarena)